No te voy a decir adiós…

2015-04-12 13.26.42

No te voy a decir adiós… porque siempre has formado parte de nuestra vida y lo seguirás haciendo…

Cuando yo nací, tú ya estabas, estabas para querernos, para hacerme cosquillas en la barriga hasta hacerme “rabiar”, para enseñarnos nuevos campos, para enseñarnos las bondades de tu mundo, frente al espejismo de la ciudad, para hacer las peripecias más bonitas con tu tractor…

Siempre fuiste tan fuerte… y el tiempo me dio la razón, fuerte por dentro y por fuera, que aguante has tenido…

Siempre dispuesto a ayudar, en todo y en concreto con una de tus pasiones, conducir. Me enseñaste a subir la rampa del parquing de mis padres, que siempre me pone tan nerviosa… hoy mi prima A recordaba la  frase que siempre me decías:

-Ves ese peatón? pues sube la rampa como si lo quisieras atropellar…- y subía la rampa quemando rueda… me acuerdo de tu frase cada vez que la subo.

a

Con mi tío, y mi prima

Siempre tan cariñoso llamándonos pinzón, cariño, “te quiero muchismo…”, “mi sobrina favorita”, aunque sé que lo somos todas tus sobrinas, pero da igual, es que tu cariño era tan grande que se podía compartir…

Has tenido una vida con momentos muy difíciles, mucho…pero Dios te dio, entre otras muchas, una gracia muy grande, la de tener siempre una sonrisa en tu cara, un chiste aparente, una gran paciencia y sentido del humor, unas ganas de vivir y una fuerza titánica…

No quiero hablar de los momentos que más te han hecho sufrir, porque ahora tú ya no sufres… estás en un cielo precioso, en un cielo con una luz que es como la vivimos en la tierra a las 10 de la mañana, una luz que no ciega, una luz limpia, preciosa que iluminará a su nuevo ángel, tu!!

La estancia en Barcelona de más de dos años esperando tus nuevos pulmones nos permitió disfrutarte, y tú sin saberlo nos estabas dando la lección más bonita de nuestra vida. Dar importancia a lo que de verdad la tiene, a la vida !!!! Tu mujer y tus hijos, (nuestra tía y primos), otra lección de entereza y enfoque de la vida en positivo, siempre luchando, todos juntos, todos a una…todos por él, todos con él.

Lo conseguiste el 4 de marzo de 2015, conseguiste tus pulmones. Y a partir de ahí comenzó el tiempo de descuento, cada minuto quedaba uno menos, hasta hoy…

Doy gracias Dios por habernos dejado conocerte, quererte y disfrutarte… a mi tío, un hombre increíble, un hombre bueno, noble, cariñoso, divertido, siempre dispuesto a ayudar, siempre ahí…

Te vamos a echar mucho de menos, ni te imaginas cuanto…. ayúdanos, por favor, da paz y sosiego a nuestros nudos en la garganta… no me puedo creer que ya no estés…

No te voy a decir adiós…

2 comentarios to “No te voy a decir adiós…”

  1. Gracias Trici

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: