La clave de : Marta Vendrell, actriz de teatro y modelo.

Quedamos en el sitio que tengo como fetiche a la hora de hacer entrevistas, en Hora Punta (Capitán Arenas nº 61) a las cinco y media de la tarde. Marta
llegó sonriente, con un brillo especial en la cara, se la ve feliz. Está esperando su primer bebé, la felicidad y la ilusión de este momento tan especial se le nota por todas partes. Aunque nos vimos hace poco, nos pusimos al día enseguida. Después de un rato de charla, comenzamos con la entrevista:

-Desde muy jovencita empezaste a ser modelo, ¿cómo llegaste a entrar en ese mundo?

Tenía 17 años, y ya alguna vez alguna amiga o conocida mayor que yo me había dicho: -Por qué no te haces unas fotos y las llevas a alguna agencia…- y
al final a los 17-18 años, en el primer año de carrera, para tener un trabajo y  tener dinero, fui a una agencia y me hice unos fotos, una cosa simple, y nada,  me empezaron a llamar para publicidad. A partir de ahí estuve trabajando un montón. Trabajé toda la carrera, estuve haciendo publicidad y fotos para revistas, y cosas de estas… Pero luego empecé a trabajar en una agencia de publicidad, en el otro lado… y ya no podía hacer de modelo, era raro trabajar con mis clientes y hacer anuncios para la competencia, no podía ser, y tampoco tenía tiempo, era una locura…

-Que se valora al escoger a una modelo, ¿que te identifiques con la marca, sólo belleza, medidas…?

Para escogerla no importa ni que sea guapa, ni súper delgada… no, para una modelo de publicidad lo que miran es la fotogenia, a veces hay gente muy guapa que no resulta expresiva. Buscan la fotogenia y que  coincidas con el perfil que ellos buscan, que te vean y digan “queremos esto… “. En un anuncio hay un montón de trabajo, están los creativos, el proceso de aprobación, y hay muchos cambios…, cuando llega el trabajo al cliente final,  que es quien decide, ha pasado por el director de casting, la selección del realizador, la agencia y por último el cliente final… en publicidad es difícil que te escojan. Pero a veces hay castings en los que hay un montón de gente y te escogen a ti porque encajas con el perfil que buscan. En modelos de pasarela es más una cuestión de tallas… diferente a la publicidad.

Sesión de fotos para una peluquería 

-Vemos revistas de moda y la intención es llegar a ser como la chica del anuncio… perfecta…, detrás de esa perfección ¿hay un gran sacrificio?.

A  ver, en mi caso yo nunca hice ningún sacrificio, en la época que trabajaba más,  me cuidaba mucho la piel, el pelo… sobre todo la piel, para no tener granitos
y tenerla bien. Pero yo puedo hablar por mí, siempre fui delgadita y el tema del  peso nunca fue un sacrificio. De todos modos lo que vemos en televisión y en las
revistas, es todo bastante “falso”, a veces ves una foto y no te puedes fiar,  con el Photoshop es muy exagerado. Le dan a la piel una textura distinta, ni un
granito, la piel perfecta… unos tipazos… y con estos trucos, una buena  iluminación, bien maquillada, realzando lo que quieres y con una foto bien  hecha, las personas cambian muchísimo!!

-¿Realmente es un mundo frívolo, es una puerta a la locura y el glamour, o es una profesión? .

Depende del nivel del que hables. Yo en los últimos años he vuelto a hacer publicidad (Danone, Senseo…) y veo gente de mi edad en los castings, gente que hace publicidad para tener un extra o porque se dedican a esto, no es gente que quiera ser supermodelo. Sí es cierto que cuando tenía 18 años veía chicas muy esperanzadas con ser supermodelos. Gente que lo apostaba todo…viajaba, iba a fiestas… Yo no lo hacía, iba a la facultad,  no iba a fiestas, tenía mi vida fuera. Desmadre a nivel drogas, yo no he visto nunca, si vas a trabajar vas a trabajar… donde sí he visto más desmadre es en las fiestas de agencia. Es gente muy joven y hay de todo.

-Creo que una modelo debe tener la cabeza muy bien amueblada, la belleza es efímera y puede pasar. Conociéndote sé que tu eres una chica que pisa el suelo, y no se te ha subido a la cabeza… ¿Cuál es tu secreto para no dejarte llevar por el ego?.

La verdad es que nunca he hecho algo tan importante como para creerme nada… Creo que ha tenido que ver el hecho de tener siempre mi vida, mi  trabajo, y nunca gané muchísimo dinero con esto. Si hubiera pasado y me hubiera dedicado sólo a ser modelo, entonces sí que tienes que cuidarte más, porque en  el fondo trabajas con tu cuerpo y tu imagen… tienes que estar siempre perfecta y de tanto cuidarte, sí que puedes acabar dando más importancia al físico que a  otra cosa.

-Modelo y actriz, un sueño para muchas adolescentes, ¿qué consejo les  das a estas niñas que destrozan su vida por una talla 34?.

A ellas directamente sería difícil, hay que ver cada caso y cada niña, pero sí que cada uno tiene que aprender a ser uno mismo, a quererse y gustarse como es. Son muy importantes los  padres, que intenten que sus hijos se acepten desde el principio, sean altos,  bajos, delgados o gorditos… y cada uno es guapo a su manera. Hay niñas muy  delgadas, yo pasé por una talla 34 pero no supuso ningún esfuerzo, luego la dejé  de tener y pasé a una 36 y a una 38, te cuidas para estar bien. Y según a qué  edades no se puede hacer régimen, hay que hacerlo muy controlado. Cada uno debe  gustarse como es.

-Acabas de hacer una obra de teatro “Pell a pell”, ¿qué tal fue la  experiencia?.

Muy bien, la verdad es que estoy muy contenta. Hace un par de años  decidí estudiar interpretación y durante el primer año hice algún cortometraje  con alumnos de escuelas de cine de Barcelona. El verano pasado fui a un casting  para una obra de teatro, y fue bastante sorprendente porque me cogieron, fue una  experiencia súper buena, y muy emocionante, nunca había hecho nada de teatro, ni  en el cole!!! Meterme en la obra de teatro fue un reto muy importante, y pasé  momentos muy difíciles… porque todos los demás actores tenían experiencia, lo  que era buenísimo, pero yo sin experiencia tenía que estar a la altura, y a mí  hacer las cosas bien me llevaba más tiempo que a los demás. En septiembre  empezamos los ensayos, muchos días y muchas horas. Fue mucho sacrificio, pero  por otro lado, la experiencia, vivir el personaje, hacerlo tuyo… y luego estar  en el teatro cuatro días por semana durante un mes y medio… fue increíble.

Obra de teatro “Pell a Pell”

-¿Tu antídoto para superar el pánico escénico?.

Me dijeron en la compañía que  el primer día de debut siempre podía haber algún problema, y entonces para que  yo debutara, hicimos un primer pase de la obra con público en un Centro Cívico  de L’ Hospitalet, para que si había algún problema no sucediera en el teatro. Yo  aquel día tuve un día normal, era un viernes, trabajé normal, me llamaron para  un casting y fui, y me planteé el día como siempre… mi pensamiento era de no  preocuparme, lo había ensayado y era como una ensayo más… y llegué al sitio de  la función como si nada, sin darle la importancia que le tenía que haber dado,  pensando que así me liberaría de los nervios. Aquel día lo hice fatal, me trabé un montón de veces… no me había concentrado. En las previas (las funciones en el teatro previas al estreno) me concentré, llegué al teatro antes y tomé conciencia de lo que iba a pasar. El día del estreno pude  descansar antes y darle al estreno la importancia que tenía. Venían 250-300  personas el teatro estaba lleno, me concentré, me relajé, pero con cierto nervio. A partir de ahí, todo fue mucho más fácil, sobre todo en las últimas  funciones me solté mucho más.

-¿Y si se te olvida el guión? ¿Tienes tiempo de reaccionar?.

En realidad no  pasa nada, pero al principio da mucho miedo. A mí me pasó y si estás concentrado sigues la historia y no se te olvida. Puedes tener un blanco, pero tu mente ya  sabe donde reengancharse. A veces la otra persona con la que estás en escena se da cuenta y te tira una “réplica” para que sigas, o tienes blancos que la gente  no se da cuenta, simplemente tienes un momento en el que sales del personaje y  luego conectas con el personaje otra vez… son segundos. Con la experiencia
logras que no sea muy exagerado y no se note.

Cortometraje 1936 

 -¿Estás trabajando en otra obra ?

Me encantaría, pero con el embarazo lo que decidí es de momento seguir sólo con las clases. Por que hacer teatro embarazada es muy cansado, te concentras
mucho, gastas mucha energía, y te cansas mucho.

-Estás en una etapa preciosa, vas a ser Mamá… se te ve una Mamá feliz… ¿es un sueño cumplido?.

Siempre había tenido claro que sí quería tener hijos, y por suerte ahora se han dado las condiciones idóneas, sobre todo haber  encontrado la pareja adecuada, tener nuestro espacio, tener salud… estamos personalmente muy bien, y la verdad es que estoy súper contenta.

-Esperas un niño, … le animarías a ser ¿modelo o actor?

Actor sin duda, se  disfruta un montón. Al niño ya le encanta el teatro… cuando voy no para de moverse!! Y si tengo que representar una angustia, o miedo mientras actuó en  clase, le voy avisando antes para que no piense que su madre ahora grita, ahora  llora…

 

Unas preguntas a nivel más personal:

 -Un lugar de vacaciones.

Las pasadas Navidades estuvimos en la comarca del Matarraña en Teruel (tocando Tarragona). Es un sitio muy tranquilo y muy bonito, se pueden hacer excursiones espectaculares. Es tranquilo, no hay  mucha gente, nos encantó.

-Un restaurante en Barcelona.

Hace tiempo que no  salimos por el centro así que me quedo con uno del barrio, que es el Restaurante  Japonés Ken (C/ Benet i Mateu 53 en Barcelona), es un clásico de Barcelona,  tiene un montón de años y es muy bueno. En la barra ves al cocinero como maneja  la plancha… es espectacular, dentro si quieres tienes mesas también.

 -Tu lugar fetiche en Barcelona.

Por el bosque de detrás de la escuela Eina (en la Ronda de Dalt, detrás de la antigua Plaza Borrás) subiendo por el camino hacia la  Carretera de las Aguas, casi llegando al final antes de una subida pronunciada,  te encuentras un tronco que es como un banco, desde allí ves toda Barcelona.  Pasemos a menudo por allí con Sebastián y nuestro perro Tro. Sentarte un ratito  está muy bien, es como si no estuvieras en la ciudad, las vistas son  impresionantes, es un momento de paz.

-Un libro.

Te diré los dos que me han  regalado para Sant Jordi, uno es de Constantin Stanislavski que se titula “La construcción del personaje”, y es un libro de teatro. Nosotros en la escuela seguimos su método, pero leerlo a él directamente está muy bien, me  está gustando mucho. Y el otro que es un libro muy útil y bonito, es de Masajes para Bebés. Se llama Shantala, es de un médico francés que estuvo en la India y  allí aprendió todas las técnicas de parto natural, masajes… trata de esas
técnicas que le enseñó una mujer hindú, Shantala. Todo lo que dice es muy  emocionante.

 -¿Tu peor experiencia?

Uf, no sabría decirte… Quizás algún momento  así, más reciente, sería ensayando la obra de teatro. Hubo momentos en que lo  hubiera dejado todo… Al no tener experiencia había momentos de fricción y a  veces pensaba, “no tengo por qué aguantar esto”. Pero por suerte no lo dejé y el  beneficio fue mucho mayor. Al final todo salió bien.

 -¿La mejor?

La mejor, exceptuando el embarazo, claro, también fue en el teatro. Es muy gratificante  salir a escena y que todo fluya, esos días en los que no sales del personaje.
Una sensación de estar aquí y ahora que te da mucha energía En clase también me  ocurre a veces. Estás como viviendo un momento especial… es una sensación de
adrenalina brutal!! Todo fluye!!, Cuando esto ocurre es mágico… además te  enseña a estar más “aquí y ahora” en todo lo que haces, con lo que si lo  consigues, disfrutas más de todo en la vida.

 -Si pudieras cambiar el mundo, ¿por  dónde empezarías?.

Yo siempre he creído que las desigualdades Norte-Sur son una  vergüenza, y más cuando vienen generadas por el Norte. Me cuesta ver tanta  injusticia, hambre, restricción de libertades,… Pero arreglarlo es decepcionantemente difícil, hay que empezar por cambiar los hábitos en el mundo  occidental…

-¿Tu labor solidaria?

No hago una labor solidaria propiamente dicha,  pero destaco mi debilidad son los animales. A mi perro lo recogí de la calle y si alguna vez he encontrado algún otro animal abandonado lo he llevado a la perrera… me  los llevaría a todos a casa, pero con uno que tengo que se hizo enorme ya no  podemos tener más.

-¿Un capricho?

Es un capricho que no tengo nada a mano. El helado de dulce de leche granizado (dulce de leche con trocitos de chocolate) que hacen en las heladerías en Argentina. En Barcelona es imposible encontrarlo. Suerte que no lo tengo cerca, por que cuando estuve allí era capaz de comerme medio litro de  helado yo sola!!

 -¿Un antídoto para un día malo?

Pensar que cuando las cosas  están mal sólo pueden ir a mejor. -Estás ahorrando para… La verdad es que no  estoy ahorrando….

 -Tu clave es…

No tener miedo a cambiar, y adaptarse a todo  lo que venga. Plantearse cada día nuevos retos, seguir queriendo hacer cosas….  y bailar, bailar mucho. Salir a bailar con tu pareja como actividad para los  dos, o con amigos, es muy saludable. Nosotros bailamos tango y la verdad es que  da mucha vitalidad.

Bueno Marta, hemos terminado. Ha sido un placer hacerte la entrevista, he  aprendido mucho de ti. Prometo que la próxima obra de teatro no me la pierdo, la
veré seguro, desde una visión mucho más auténtica… gracias !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: