Mi pequeño espontáneo…

Cuando una mamá tiene un bebé entre tus brazos , todas las monadas del bebé las celebra…

Un pedete: – Mi niño ha hecho cacotas… uy que mal huele…- igualito que si te pasa de adulto, que eres capaz de cambiar de acera para que no te identifiquen con el mal olor. Una vez alguien me dijo, que si tienes un escape en la calle, para que el olor no te persiga tienes que cambiar el rumbo con un giro de 90 grados… por lo visto despistas al pedete , que sigue recto, y el pobre transeúnte que va detrás tuyo… literalmente ” se lo come”… y tu salvado !!

Un eructo: -Olé que bien has comido !!!- de adulto, intentas evitarlo, si no puedes alguien te dedica un sincero… ! será guarro !…

El primer comentario de una madre orgullosa  ante la pregunta de ¿qué tal los niños?, es:

-Los niños, guapísimos han crecido mucho, están muy mayores…-

Queremos que crezcan para que sean más fuertes, menos dependientes… y con cada año, se gana un kilo de peso, y se pierden unos cuantos gramos de espontaneidad.

Este post es un tributo a todos los niños del mundo, y a los adultos que mantienen vivo a su niño interior.

Tengo un hijo de casi 8 años y uno de 4. El de 8 años es encantador, educado, cariñoso,  con muchísimas ganas de aprender… lo llaman “el pequeño lord”, un cielo!!

Y mi pequeñín es la gran sorpresa, es alegre, feliz, cariñoso,  un espíritu libre… un tesoro !!

Este fin de semana hemos estado de viaje en Madrid, lejos de las visitas  de negocios a  la gran ciudad , hemos ido de ocio. Nuestro querido pequeñín, ha tenido un “puente graciosísimo”! De entrada el día de antes al viaje al ir a dormir y rezar como cada día el “Jesusito de mi vida” en lugar de terminar con a….mén, dice muriéndose de risa a….beja !!! El colegio está haciendo efecto….

Al día siguiente nos ponemos en viaje, en esta ocasión en tren. Después de unos minutos de trayecto, nos traen la carta del almuerzo, y nos preguntan la bebida. Pedimos tres Fantas de naranja y un agua. Después leímos el menú, y esperamos a que trajeran las bebidas…cuando llega la azafata con las cuatro bebidas grita el peque:

-Jo !! qué poca comida !!!- con un considerable tono de enfado…

Una vez llegamos a Madrid, en unos de los paseos por la calle Serrano, encontramos en una esquina a un hombre pidiendo limosna, con una deficiencia en ambas manos, y XX (el pequeñajo) grita entusiasmado:

-Mira que chulas !!! qué manos más pequeñitas !!!!-

Ante esta gracia, se nos escapaba una risa mezclada con un rictus serio por la desgracia sufrida por el pobre hombre, pero es que hasta el hombre ha sonreído…Después del paseo , y ya con hambre, nos dispusimos a comer en un restaurante. La camarera, una chica negrita muy agradable, se acercó en varias ocasiones a nuestra mesa a traer el pan, las bebidas… en una de veces, XX le da una palmadita en el trasero respingón a la camarera… ante esta osadía, ella se pone roja, sí, sí, roja,  cosa rara en la gente de color , y le comenta la jugada al maitre que estaba al lado en ese momento, él se tronchaba de risa, y nosotros sin parar de pedir disculpas…

Un hombre de 40 años se hubiera llevado un bofetón, un niño pequeño sin malicia, se llevó … una caricia…

Anuncios

2 comentarios to “Mi pequeño espontáneo…”

  1. jaja muy bueno !!! es lo que tiene la infancia .. te permite hacer sin ser mal juzgado !! besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: